Quién?

Mi foto
Argentina
...! "algùn lugar encontrarè"
eL pOr QuÉ

un espacio que se construye con la búsqueda de intercambios de experiencias y contenidos múltiples. La historia nos construye como seres de tiempo y nos invita al tránsito de procesos que han sido, pero han dejado rutas; la dialéctica nos permite analizar la contradicción a la que como sujetos-individuales y colectivos- nos enfrentamos; y, las bifurcaciones, nos develan el anhelo de lo múltiple, no como simples parcialidades, sino como senderos conductores, tal vez no hacia magnánimas totalidades, si, por lo menos, a las afirmaciones certeras de lo que no queremos, con la inmensa y obstinada necedad de construcciones colectivas que pongan de mil maneras en jaque la soberbia de los que no han cesado de vencer....
Nota: los escritos, literatura, libros, etc, a los que se accede en esta página son aquellos que están a la mano en la web, los que se han podido subir..todo lo que se pueda aportar, intercambiar, y proponer haganlo...
Nueva nota: que bueno que el espacio ha tenido tan buena recepción, mas de lo esperado...gracias por las criticas, aportes, consejos, debates, adjetivos calificativos copados y demás ...
Nota enero 2011: vuelve a ponerse en funcionamiento el espacio, luego de un periodo prudencial de silencio donde, básicamente, no tenía ocurrencias ... Espero reencontarme con todos los bloggeros amigos... y nuevos también. Lagrima Luna

lunes

Libro recomendado de Claudia Gilman:
“Entre la pluma y el fusil” toma como escenario-objeto a Latinoamérica, sin perder de vista las conexiones que se establecen con el contexto mundial, e intenta recuperar la historia de los años 60/70, pensados como época, focalizando en la relación que se establece entre el campo de la literatura con la transformación del escritor devenido en intelectual –pensado desde el marco mas amplio de la historia de la cultura- y el ámbito de las condiciones políticas y sociales –donde la palabra clave del horizonte será la de Revolución-. De esta manera la autora estructurará su libro en ocho capítulos y unas palabras finales, abriéndolo con una introducción, extensa, donde se podrán ver desplegadas las grandes líneas teórico-metodológicas que lo atraviesan, destacándose la noción de campus intelectual tomada de Pierre Bourdieu, entendido como un espacio social diferenciado con sus lógicas y sistemas de relaciones internas, de la cual se sirve para cometer una “sociología de los intelectuales” que exceda las explicaciones individualizadas de cada caso, y poder analizar las relaciones que ocupan en ese campo intelectual quienes comparten y disputan el capital cultural, haciendo hincapié en que no se limita a pensarlas como meras posiciones estéticas limitadas por las relaciones de fuerza dentro del campus, sino como las diversas relaciones que se establecen entre los actos de los intelectuales dentro de la lógica de un juego social específico. Por otra parte, hace un breve raconto y recobra las matrices que han guiado los distintos estudios realizados sobre el tema, anclados en algunos de los diversos objetos de estudio, que según la autora, por la complejidad de la época, no pueden pensarse aisladamente, ya que “ni una revista, ni un campo intelectual nacional, ni una trayectoria intelectual, ni un autor o texto en particular, ni los datos del mercado literario, ni siquiera el análisis exclusivo de la relación entre intelectuales y Revolución Cubana”(pp 13) puede inferirse como dato en sí mismo.

36 comentarios:

Anónimo dijo...

No tengo enlace con Google, ni cuenta gmail,¿hay posibilidad de visitar de otra manera el site? Ayelen.

Ivan dijo...

Buena recomendación, un beso.

Lagrima dijo...

Ayelen cambie la configuración...proba ahora a ver si sin cuenta de google ni gmail podes entrar...Un abrazo y suerte!
L

Anónimo dijo...

Hola, puedo ingresar en tu biblioteca, gracias!!!! Besos!!! Ayelen.

Anónimo dijo...

Muy bueno,
Fede

Anónimo dijo...

Hola, muy bueno. Te recomiendo por si no leíste (y veo que te gusta Cortázar), "Sobre cartas de Julio", de Claudia Gilman.
Un beso,
Esther Marinos

Anónimo dijo...

Bárbaro, y las cartas que menciona Esther son espectaculares.
Besos, Carmen

Lagrima dijo...

Que bueno, me voy a poner en campaña para conseguir ese libro...Un abrazo a ambas...
L

Anónimo dijo...

excelente tu recomendación Lágrima

saludos, Lorena

Anónimo dijo...

http://www.geocities.com/juliocortazar_arg/sobrecartas.htm

saludos y muy bueno el blog

Anónimo dijo...

Brillante Gilman, un beso.
Valeria

Anónimo dijo...

Excelente recomendación
saludos, Héctor

Anónimo dijo...

Muy pero muy bueno, saludos.

Anónimo dijo...

Buen libro, el cual abrió gran cantidad de debates.
Saludos, me agradó todo el recorrido por tu Blog.
Ernesto Salazar

Anónimo dijo...

Obligación con la libertad. Un librazo.

Anónimo dijo...

Es verdad, he leido en varios foros, debates respecto a este libro.
No le he leido y me dispongo a hacerlo.
Vanessa

Anónimo dijo...

Muy muy bueno!

Anónimo dijo...

Es q es tema para debate, lo considero un excelente libro.
Muy copado tu blog Lágrima.

Anónimo dijo...

Superior, un gustazo leerlo. Saludos Lágrima

Anónimo dijo...

¡LIBRAZO!

Anónimo dijo...

¡Menuda intelectualidad cubana y latinoamericana! Excelente Ensayo,
un abrazo, Gerardo.

Anónimo dijo...

Me encanta Gilman, todos sus trabajos. Saludos.

Anónimo dijo...

hola, yo la conocía de nombre y justamente x lo q mencionan de sus polémicas y debates, ahora ya me engancho

Anónimo dijo...

Personalmente me pareció muy bueno
y me antojé de volver a leerlo.
Besos, Cristina Rolando

Anónimo dijo...

tremenda escritora y es cierto lo que dicen,
todo libro de Gilman trae un debate pegado, pero de los que seguís si o si con gran gusto

saludos

Anónimo dijo...

Lo leí
y de verdad
quedé fascinada
por la fuerza de esta mujer.

Anónimo dijo...

Excelente libro.

Anónimo dijo...

Librazo. La lucidez de Gilman es una bomba.
Un beso, me encantó tu blog.
Neo

Anónimo dijo...

Y las polémicas a las que lleva, otra bomba.
Muy buen material encontré en lo que compilaste Lágrima.
Saludos de Hernán

Anónimo dijo...

buen día, voy a leer

Anónimo dijo...

Una autora con mayúsculas.
Saludos y muy copado blogger. Andres

P@lo dijo...

Me encanta, saludos.

Anónimo dijo...

GRACIAS POR LA RECOMEDACIÓN. MUY BUEN BLOG,
VICTORIA

Anónimo dijo...

buenísimo
adrian

Daniel dijo...

Huy si, es lectura de pimera.
Besos

PEDRO dijo...

EXCELENTE

[intermiso]

si manar no es sólo impregnar soluciones, ni sólo cuentos,
ni tendencias invariables ni trabajos inservibles,
chorrear no es sólo generar emociones, ni indecisas pulsaciones.

si manar, no es manar como simple ser que consume y ama,
entonces resultaría por demás de delicado
detallar persona alguna que chorree

[entonces]

debe ser quien en el origen de los pensamientos
mixture el chorrear de la sangre, el mojar de los sentidos,
el mojar del propio desarrollo, el fluir de sus vocablos.

la persona que mana
sólo puede ser tal
porque lo único que mana sin morir son los pensamientos.

ni siquiera el amor mana sin cesar,
vos y yo no pecamos de inopia,
la distancia fluye, pero no silencia.
[lyd] en: http://recayentecuadrado.blogspot.com/2011/05/intermiso.html

....dos pasiones, un escritor...

....dos pasiones, un escritor...
...Julio...

Avenida Atocha

Avenida Atocha

W.B

W.B
Articular históricamente lo pasado no significa conocerlo «tal y como verdaderamente ha sido». Significa adueñarse de un recuerdo tal y como relumbra en el instante de un peligro ...

J.C

J.C
... Los cronopios, esos seres desordenados y tibios, dejan los recuerdos sueltos por la casa, entre alegres gritos, y ellos andan por el medio y cuando pasa corriendo uno, lo acarician con suavidad y le dicen: “No vayas a lastimarte”, y también: “Cuidado con los escalones.” Es por eso que las casas de los famas son ordenadas y silenciosas, mientras en las de los cronopios hay gran bulla y puertas que golpean...

E.A.P

E.A.P
“Nunca me había encontrado en una situación como aquélla, y por tanto, aquel mar tumultuoso de cabezas humanas me llenaba de una emoción deliciosamente nueva. Dejé de prestar atención a lo que sucedía en el interior del hotel para absorberme de lleno en la contemplación del exterior. Al principio mis observaciones adoptaron un cariz abstracto y general. Miraba a los transeúntes en masa y pensaba en ellos como formando una unidad amalgamada por sus características comunes. Pronto, sin embargo, descendí a los detalles y observé con minucioso interés las innumerables variedades de tipos, vestidos, aires, portes, aspectos y fisonomías.(…)Cuando las sombras de la segunda noche iban llegando, me sentí mortalmente cansado, y parándome frente al vagabundo, le miré fijamente a la cara. No pareció darse cuenta de mi presencia y reanudó su paseo, en tanto que yo permanecí absorto en aquella contemplación. “Este viejo –pensé por fin- es el tipo y el genio del crimen profundo. No quiere permanecer nunca solo. Es el hombre entre la multitud. Sería inútil seguirle, pues no lograría averiguar nada sobre él ni sobre sus hechos”