Quién?

Mi foto
Argentina
...! "algùn lugar encontrarè"
eL pOr QuÉ

un espacio que se construye con la búsqueda de intercambios de experiencias y contenidos múltiples. La historia nos construye como seres de tiempo y nos invita al tránsito de procesos que han sido, pero han dejado rutas; la dialéctica nos permite analizar la contradicción a la que como sujetos-individuales y colectivos- nos enfrentamos; y, las bifurcaciones, nos develan el anhelo de lo múltiple, no como simples parcialidades, sino como senderos conductores, tal vez no hacia magnánimas totalidades, si, por lo menos, a las afirmaciones certeras de lo que no queremos, con la inmensa y obstinada necedad de construcciones colectivas que pongan de mil maneras en jaque la soberbia de los que no han cesado de vencer....
Nota: los escritos, literatura, libros, etc, a los que se accede en esta página son aquellos que están a la mano en la web, los que se han podido subir..todo lo que se pueda aportar, intercambiar, y proponer haganlo...
Nueva nota: que bueno que el espacio ha tenido tan buena recepción, mas de lo esperado...gracias por las criticas, aportes, consejos, debates, adjetivos calificativos copados y demás ...
Nota enero 2011: vuelve a ponerse en funcionamiento el espacio, luego de un periodo prudencial de silencio donde, básicamente, no tenía ocurrencias ... Espero reencontarme con todos los bloggeros amigos... y nuevos también. Lagrima Luna

miércoles

[Cavilación]



Sonreír en soledad, estrepitoso detalle, cuando pusiste una canción compuesta de una armonía y melodía que te hace mover el esqueleto al compás, y uno percibe que esa frase que tal vez en otro momento te era casi ajena, te deja un sabor a una inexplicable y tonta alegría … Nuestro devenir tiene esas cosas,  ¿no?
Verse solo, bailando, sonriendo, y sintiendo que la armonía de la canción se condice con tu propia armonía existencial. ¿Existen detalles cotidianos más maravillosos?  Y ahí, fugaz llega, el recuerdo dando “cátedra” de lo que significa la armonía con lo cotidiano, una parte del programa tal vez no tan simple como este instante, pero si tan símil en intensidad.
Encuentros con fracciones temporales en que nos juzgamos por dejar que la náusea se manifieste, por transitar el asqueroso sabor de lo finiquitado –y todas las distancias y ausencias que ello significaba-, pero no vacilar, por intuir que existen momentos en que el gris, necesariamente, tiene que tomar una forma definida.
(Cosa que alguien una vez me enseño, y hasta hace algún tiempo, no había podido asir)
Y “rememoro” la frase “testa dura” y una pisca de tozudez: otra vez, el cierre de exquisitos – y ciertamente, a menudo muy dolorosos, ¿sino, de que hubiera valido?- momentos de la vida. Uno se re-examina una-vez-más para adentro. Y el espejo que al fin  devuelve una imagen firme, entera, y llena de marcas, que denotan esto que nos hace humanos: aciertos, desaciertos, amores, desamores, oportunidades aprovechadas, aquellas que dejamos pasar, meter la pata hasta el fondo, aquello que no salió, y todo lo que nos hace orgullos de ser nosotros mismos.
Y luego, se re-examina una-vez-más, pero en relación al afuera.
No sabernos perfectos, pero si tozudos. Y el deseo reconocido, y el deseo, renovado.
Las huellas que dejamos, y las huellas que nos dejaron, reconocidas, sentidas, sufridas. Reubicadas. Los rituales de objetos, imágenes, fotografías, que de a poco nos reapropiamos, y reubicamos  para atesorar con la más profunda alegría. Esos huecos que no se llenan, pero a medida que avanza, los nuevos petit espacios que se construyen para las nuevas sensaciones, objetos, fotografías ...
La mirada que no esconde, ni nos esconde –cuanto costo- y no avergonzarse de reconocernos en esos lugares, y enorgullecernos de “elegir” no volver a habitarlos.
“Vivir de manera creativa exige una libertad de movimiento psíquico a lo largo del camino de desarrollo de la vida, en los dos sentidos, desde el pasado hacia el presente y desde el presente hacia el pasado en beneficio de su mutuo enriquecimiento… Continuar nuestro devenir también significa ser independiente de lo que se ha sido. Por eso esta libertad en el movimiento imaginario también se debe extender hacia el futuro” [Michel Parsons, “Rememorar la propia historia”]
Agarrar muy fuertemente todo lo hecho, y empezar a construir todo lo que viene.
Podría decir (y si no, habrá un par de amigos especializados que me aleccionaran): reconocer el deseo, es reconocernos. Reconocernos y entendernos, para así, poder entregarnos ... 
Lagrima Luna
….
 [A Sunday smile we wore it for a while
A Sunday mile we paused and sang
A Sunday smile we wore it for a while
A Sunday mile we paused and sang
A Sunday smile 'cause we felt true] 
Beirut


[intermiso]

si manar no es sólo impregnar soluciones, ni sólo cuentos,
ni tendencias invariables ni trabajos inservibles,
chorrear no es sólo generar emociones, ni indecisas pulsaciones.

si manar, no es manar como simple ser que consume y ama,
entonces resultaría por demás de delicado
detallar persona alguna que chorree

[entonces]

debe ser quien en el origen de los pensamientos
mixture el chorrear de la sangre, el mojar de los sentidos,
el mojar del propio desarrollo, el fluir de sus vocablos.

la persona que mana
sólo puede ser tal
porque lo único que mana sin morir son los pensamientos.

ni siquiera el amor mana sin cesar,
vos y yo no pecamos de inopia,
la distancia fluye, pero no silencia.
[lyd] en: http://recayentecuadrado.blogspot.com/2011/05/intermiso.html

....dos pasiones, un escritor...

....dos pasiones, un escritor...
...Julio...

Avenida Atocha

Avenida Atocha

W.B

W.B
Articular históricamente lo pasado no significa conocerlo «tal y como verdaderamente ha sido». Significa adueñarse de un recuerdo tal y como relumbra en el instante de un peligro ...

J.C

J.C
... Los cronopios, esos seres desordenados y tibios, dejan los recuerdos sueltos por la casa, entre alegres gritos, y ellos andan por el medio y cuando pasa corriendo uno, lo acarician con suavidad y le dicen: “No vayas a lastimarte”, y también: “Cuidado con los escalones.” Es por eso que las casas de los famas son ordenadas y silenciosas, mientras en las de los cronopios hay gran bulla y puertas que golpean...

E.A.P

E.A.P
“Nunca me había encontrado en una situación como aquélla, y por tanto, aquel mar tumultuoso de cabezas humanas me llenaba de una emoción deliciosamente nueva. Dejé de prestar atención a lo que sucedía en el interior del hotel para absorberme de lleno en la contemplación del exterior. Al principio mis observaciones adoptaron un cariz abstracto y general. Miraba a los transeúntes en masa y pensaba en ellos como formando una unidad amalgamada por sus características comunes. Pronto, sin embargo, descendí a los detalles y observé con minucioso interés las innumerables variedades de tipos, vestidos, aires, portes, aspectos y fisonomías.(…)Cuando las sombras de la segunda noche iban llegando, me sentí mortalmente cansado, y parándome frente al vagabundo, le miré fijamente a la cara. No pareció darse cuenta de mi presencia y reanudó su paseo, en tanto que yo permanecí absorto en aquella contemplación. “Este viejo –pensé por fin- es el tipo y el genio del crimen profundo. No quiere permanecer nunca solo. Es el hombre entre la multitud. Sería inútil seguirle, pues no lograría averiguar nada sobre él ni sobre sus hechos”