Quién?

Mi foto
Argentina
...! "algùn lugar encontrarè"
eL pOr QuÉ

un espacio que se construye con la búsqueda de intercambios de experiencias y contenidos múltiples. La historia nos construye como seres de tiempo y nos invita al tránsito de procesos que han sido, pero han dejado rutas; la dialéctica nos permite analizar la contradicción a la que como sujetos-individuales y colectivos- nos enfrentamos; y, las bifurcaciones, nos develan el anhelo de lo múltiple, no como simples parcialidades, sino como senderos conductores, tal vez no hacia magnánimas totalidades, si, por lo menos, a las afirmaciones certeras de lo que no queremos, con la inmensa y obstinada necedad de construcciones colectivas que pongan de mil maneras en jaque la soberbia de los que no han cesado de vencer....
Nota: los escritos, literatura, libros, etc, a los que se accede en esta página son aquellos que están a la mano en la web, los que se han podido subir..todo lo que se pueda aportar, intercambiar, y proponer haganlo...
Nueva nota: que bueno que el espacio ha tenido tan buena recepción, mas de lo esperado...gracias por las criticas, aportes, consejos, debates, adjetivos calificativos copados y demás ...
Nota enero 2011: vuelve a ponerse en funcionamiento el espacio, luego de un periodo prudencial de silencio donde, básicamente, no tenía ocurrencias ... Espero reencontarme con todos los bloggeros amigos... y nuevos también. Lagrima Luna

martes

La música en la mirada

Barrio Las FloresBarrio Las FloresEl chocolate caliente de los ex combatientesEl chocolate caliente de los ex combatientesEl chocolate caliente de los ex combatientesEl chocolate caliente de los ex combatientes
hermanoshermanosabrazoBarrio Las FloresBarrio Las FloresBarrio Las Flores
Barrio Las FloresBarrio Las FloresBarrio Las FloresHermanos (en colores)ex combatientes de MalvinasBarrio Las Flores
Barrio Las FloresBarrio Las FloresBarrio Las FloresBarrio Las FloresBarrio Las FloresBarrio Las Flores

La música en la mirada, un álbum en Flickr.

(Vamos caminando) Aquí se respira lucha. (Vamos caminando) Yo canto porque se escucha.
Aquí estamos de pie ¡Que viva Latinoamérica!]
Calle 13

lunes

La música en la mirada

Barrio Las FloresBarrio Las FloresEl chocolate caliente de los ex combatientesEl chocolate caliente de los ex combatientesEl chocolate caliente de los ex combatientesEl chocolate caliente de los ex combatientes
hermanoshermanosabrazoBarrio Las FloresBarrio Las FloresBarrio Las Flores
Barrio Las FloresBarrio Las FloresBarrio Las FloresHermanos (en colores)ex combatientes de MalvinasBarrio Las Flores
Barrio Las FloresBarrio Las FloresBarrio Las FloresBarrio Las FloresBarrio Las FloresBarrio Las Flores

La música en la mirada, un álbum en Flickr.

Tierra del Fuego (Primerisima parte)

Sobrevolando Igran avela otra cara de los Andesaviones
avionesAeropuertosAeropuertossobrevolando IIsobrevolando IIIaeropuertos
aeropuertosreflejosOnashagaOnashagaOnashagaOnashaga
Onashaga

Próxima Estación: el fin del mundo
(en ruta)
el atrevimiento de lo que se deja. La fiel convicción del cambio está ahí.
Construir hacia adelante y recoger del pasado solo lo esencial.
Que la herida sane, que los encuentros sean nuevos. Que exista, que sea.
Que el porvenir prometa y no sea solo, simplemente, el mismo después, el mismo mañana.
" Al otro, a Borges, es a quien le ocurren las cosas ... de Borges tengo noticias por el correo ", pero en mi propio sentido subjetivo
El sur llama, y quien suscribe, responde.

(el aeropuerto)
Imágenes
inmensidad: los aeropuertos siempre impactan a quien suscribe. Resituarnos en contemplar lo inesperado -aventuras que aguardan-, la inmensidad (los aviones, aves gigantescas que nos trasladan. El destino, desconocido, o redescubriendolo)
El horizonte me maravilla. Debo confesarlo.
(ya llegará el tiempo de la ruta asfaltada terrestre. El mito de la 40, por allá, la ruta 3)
Torre de Babel: El susurro, las miradas, las palabras que circulan en miles de idiomas, conocidos, desconocidos. Rostros, expresiones, costumbres. Tradiciones, cámaras fotográficas.
Los peleados, los felices, los solitarios, el viaje de trabajo, el desorientado, los regresos, los laburantes del lugar. Miles de historias en miles de subjetividades y nacionalidades que se juntan en las salas de embarque de Ezeiza.
Vuelos: carretea; el impulso de la rueda cuando se eleva, algo así como un pequeño salto en una danza, una coreografía
Se inclina y la adrenalina es única ... ida y vuelta por una misma ruta área.
Tal vez la Antártida se cuelga.
La dulzura, la mirada cruzada, y es, casi, como si fuera el fin de todo, es que, es el fin del mundo. Algún fin existe. Pero no el nuestro. De seguro que no el nuestro.
Adiós.
el viaje comienza ...

(la ciudad)
Hay sol. Los colores de la ciudad más austral del mundo se intensifican, y la imagen esperada es más de lo que uno fabulaba ... sus calles, su gente.
Es que, es la vuelta a casa. Es la vuelta al sur. Mas al sur, casi todo al sur que se puede.
La Patagonia me pario, y Tierra del Fuego me trajo de vuelta. Me pilló riendo, una vez más, me sorprendió apostando, me interpelo sobre el deseo.
Somos todo lo que tenemos. Fuerza de trabajo, ganas, convicción, militancia, relaciones -múltiples-. Nuestros blancos, nuestros grises, nuestros negros. Somos sólido, y somos agua. Somos certezas, dudas, verdades y mentiras ... Aciertos, pérdidas.

La compañera que encontramos ... caminamos, ¿nos reconoceremos? ¿por qué no?
Un almacén, la historia se condensa. Del lugar, de ella, mía. Rosario queda atrás. Y con ella, las certezas. Queda la búsqueda. La soledad, el encuentro, aquí, allá, en cualquier latitud.
Se me presentan Baudelaire, Poe, Benjamín y el arte de perdernos en una ciudad, Calvino y las razones invisibles de las ciudades, las que quizás las harán revivir, Lefrebvre y una ciudad que responda a nosotros y no sea mercancía ... son los pliegues de una porción del mundo olvidada aunque no sin una historia intensa.
Soy yo misma, solo eso, o todo eso aquí, en la ciudad más austral.
Calles que suben perpendiculares a un puerto que estructura. Calles que sintetizan la multiplicidad de historias, los siglos transcurridos, las misiones realizadas, el asesinato cometido
La crudeza de la historia de América latina.
La historia geológica, y la humana. El Onashaga -Canal de Beagle,- el encuentro de los caudales oceánicos que circundan, el retroceso glacial, sus habitantes, sus leyendas. Sus mitos.
Muchas cosas desaparecieron en esta porción del mundo. Geografía, hombres y la intempestiva historia de lo que llaman civilización y razón, razón y progreso, construyen la parodia de una tierra domada en estas latitudes -como en tantas otras-
"La vida del Onaisín maravilloso y trágico... El nombre indígena de Ushuaia se traduce por "bahía hermosa" o por "bahía de los vientos"; ambas interpretaciones adecuadas, pues corresponden a dos realidades del paisaje ushuaiano: decoración mágica y viento sinfónico.
El tiempo, inestable aquí, da al paisaje y a la vida contrastes violentos. Yo he visto el más bello día interrumpirse varias veces en bruscas mutaciones teatrales ....
El cielo de Ushuaia es un espectáculo singular a todas horas. Kren, el sol, jamás se muestra en el cenit: se muestra hacia el norte... Las jornadas, larguísimas en enero, acórtanse enormemente en invierno. Kerren, la luna, sale y se pone por los más caprichosos lugares, vestida de diversos colores; y algunas veces pasa como una visión espectral sobre la bahía. El cielo nocturno desconcierta al observador; la Cruz del Sur no está al Sur sino en lo alto del firmamento. Muchas estrellas y constelaciones conocidas parecen haber cambiado de lugar.
Siento desde mi llegada el hechizo de la bahía hermosa, aunque también bahía de los mas fríos vientos. Percibo la belleza visible de sus formas errátiles, y a ellas, transciende, desde lo invisible, la leyenda que las dramatiza. Esta es una isla donde aún viven, presentes en su paisaje, los dioses primitivos" R.R "Archipiélago (Tierra del Fuego)"

(la noche)
la noche tiene imágenes inexplicables. No se bien si a muchos les ha sucedido, pero ciertas ciudades montadas al pie de montañas presentan un fenómeno particular del que poco he escuchado o leído.
Vamos a lo particular de Ushuaia. Desde donde uno se elija situarse, siempre verá en el horizonte, montañas. Impactante la contracara de la cordillera. Imponente. No podemos perderla de vista.
Pero ni bien el Kren -el sol- se oculta, las montañas desaparecen, se fugan, se esconden del caminante .
En el horizonte solo queda la idea que de ellas podemos hacernos.

este es, el primer y segundo día en Ushuaia.
Lagrima Luna

[intermiso]

si manar no es sólo impregnar soluciones, ni sólo cuentos,
ni tendencias invariables ni trabajos inservibles,
chorrear no es sólo generar emociones, ni indecisas pulsaciones.

si manar, no es manar como simple ser que consume y ama,
entonces resultaría por demás de delicado
detallar persona alguna que chorree

[entonces]

debe ser quien en el origen de los pensamientos
mixture el chorrear de la sangre, el mojar de los sentidos,
el mojar del propio desarrollo, el fluir de sus vocablos.

la persona que mana
sólo puede ser tal
porque lo único que mana sin morir son los pensamientos.

ni siquiera el amor mana sin cesar,
vos y yo no pecamos de inopia,
la distancia fluye, pero no silencia.
[lyd] en: http://recayentecuadrado.blogspot.com/2011/05/intermiso.html

....dos pasiones, un escritor...

....dos pasiones, un escritor...
...Julio...

Avenida Atocha

Avenida Atocha

W.B

W.B
Articular históricamente lo pasado no significa conocerlo «tal y como verdaderamente ha sido». Significa adueñarse de un recuerdo tal y como relumbra en el instante de un peligro ...

J.C

J.C
... Los cronopios, esos seres desordenados y tibios, dejan los recuerdos sueltos por la casa, entre alegres gritos, y ellos andan por el medio y cuando pasa corriendo uno, lo acarician con suavidad y le dicen: “No vayas a lastimarte”, y también: “Cuidado con los escalones.” Es por eso que las casas de los famas son ordenadas y silenciosas, mientras en las de los cronopios hay gran bulla y puertas que golpean...

E.A.P

E.A.P
“Nunca me había encontrado en una situación como aquélla, y por tanto, aquel mar tumultuoso de cabezas humanas me llenaba de una emoción deliciosamente nueva. Dejé de prestar atención a lo que sucedía en el interior del hotel para absorberme de lleno en la contemplación del exterior. Al principio mis observaciones adoptaron un cariz abstracto y general. Miraba a los transeúntes en masa y pensaba en ellos como formando una unidad amalgamada por sus características comunes. Pronto, sin embargo, descendí a los detalles y observé con minucioso interés las innumerables variedades de tipos, vestidos, aires, portes, aspectos y fisonomías.(…)Cuando las sombras de la segunda noche iban llegando, me sentí mortalmente cansado, y parándome frente al vagabundo, le miré fijamente a la cara. No pareció darse cuenta de mi presencia y reanudó su paseo, en tanto que yo permanecí absorto en aquella contemplación. “Este viejo –pensé por fin- es el tipo y el genio del crimen profundo. No quiere permanecer nunca solo. Es el hombre entre la multitud. Sería inútil seguirle, pues no lograría averiguar nada sobre él ni sobre sus hechos”