Quién?

Mi foto
Argentina
...! "algùn lugar encontrarè"
eL pOr QuÉ

un espacio que se construye con la búsqueda de intercambios de experiencias y contenidos múltiples. La historia nos construye como seres de tiempo y nos invita al tránsito de procesos que han sido, pero han dejado rutas; la dialéctica nos permite analizar la contradicción a la que como sujetos-individuales y colectivos- nos enfrentamos; y, las bifurcaciones, nos develan el anhelo de lo múltiple, no como simples parcialidades, sino como senderos conductores, tal vez no hacia magnánimas totalidades, si, por lo menos, a las afirmaciones certeras de lo que no queremos, con la inmensa y obstinada necedad de construcciones colectivas que pongan de mil maneras en jaque la soberbia de los que no han cesado de vencer....
Nota: los escritos, literatura, libros, etc, a los que se accede en esta página son aquellos que están a la mano en la web, los que se han podido subir..todo lo que se pueda aportar, intercambiar, y proponer haganlo...
Nueva nota: que bueno que el espacio ha tenido tan buena recepción, mas de lo esperado...gracias por las criticas, aportes, consejos, debates, adjetivos calificativos copados y demás ...
Nota enero 2011: vuelve a ponerse en funcionamiento el espacio, luego de un periodo prudencial de silencio donde, básicamente, no tenía ocurrencias ... Espero reencontarme con todos los bloggeros amigos... y nuevos también. Lagrima Luna

lunes

\Las ruinas circulares/

(...)Al principio, los sueños eran caóticos; poco después, fueron de naturaleza dialéctica. El forastero se soñaba en el centro de un anfiteatro circular que era de algún modo el templo incendiado: nubes de alumnos taciturnos fatigaban las gradas; las caras de los últimos pendían a muchos siglos de distancia y a una altura estelar, pero eran del todo precisas. El hombre les dictaba lecciones de anatomía, de cosmografía, de magia: los rostros escuchaban con ansiedad y procuraban responder con entendimiento, como si adivinaran la importancia de aquel examen, que redimiría a uno de ellos de su condición de vana apariencia y lo interpolaría en el mundo real. El hombre, en el sueño y en la vigilia, consideraba las respuestas de sus fantasmas, no se dejaba embaucar por los impostores, adivinaba en ciertas perplejidades una inteligencia creciente. Buscaba un alma que mereciera participar en el universo(....)
J.L.Borges

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Lágrima: recorrí casi todo el Blog, interesante, útil, complejo, y eso está bueno, no siempre se leen estas cosas en sitios como estos. Amplia biblioteca, elegida con cuidado por lo que supongo, te van los grandes. Voy a seguir, besos. Enzo.

Anónimo dijo...

Buen contenido, saludos.

Anónimo dijo...

De todo un poco, e interesante.
Bien actualizado, me gusta.

Anónimo dijo...

Un aporte a esta genialidad, a mi me ayudó. GUÍA DE LECTURA DE FICCIONES, DE JORGE LUIS BORGES:
http://www.cce.ufsc.br/~espanhol/projborges/ruinas.htm

Anónimo dijo...

Ampliando Lágrima, sigo de recorrida, siempre interesante, tremenda biblioteca. Un beso, Enzo.
Sartre y Cortázar a la cabeza, sin olvidar al inmortal Calvino.

Anónimo dijo...

Buenas, yo como que me aluciné con Baudelaire y las mil......hacía mil que no encontraba la obra completa, y estando de vacaciones aprovecho y leo todo.
Se agradece, desde Córdoba...besos.
Luciano

Anónimo dijo...

La triple W de Spa-p...y parece que vuelven a Argentina este año!!!

Anónimo dijo...

La abstracción sobre el otro como un modelo. Te cuento que no supe nunca porqué se llama como se llama.
Salu2 Luz

Anónimo dijo...

En las ruinas, como morada de personaje siempre estuvo la belleza. Las ruinas mencionadas por el autor, gráfica e ineludiblemente son circulares. El todo de la belleza dentro de ese cataclismo como canon en donde se produce la destrucción.
Un abrazo, Carlos

Anónimo dijo...

q bueno es leerlo siempre...salu2

Anónimo dijo...

Bueno todo el contenido, Lágrima, la biblioteca por sobre todo, encontré cosas que hacía tiempo no leía.
Sobre LAS RUINAS, buen aporte el de Carlos.
Un abrazo, Ricardo Mirades

Anónimo dijo...

Un lujo de lectura.

Anónimo dijo...

Excelente material y muy acertado el comentario de Carlos. Saludos a todos.
José Luis

Anónimo dijo...

Precioso tu blog, Lágrima. Es bueno hallar buenos temas que sean bien llevados, con soltura y férreo convencimiento acerca de lo que nos apasiona.
Un beso, Ana María

Anónimo dijo...

Es fabuloso, es ejemplo de grandes y para siempre.

Anónimo dijo...

ES!

Anónimo dijo...

Indiscutible es lo de Borges.
Mario Paccelo

[intermiso]

si manar no es sólo impregnar soluciones, ni sólo cuentos,
ni tendencias invariables ni trabajos inservibles,
chorrear no es sólo generar emociones, ni indecisas pulsaciones.

si manar, no es manar como simple ser que consume y ama,
entonces resultaría por demás de delicado
detallar persona alguna que chorree

[entonces]

debe ser quien en el origen de los pensamientos
mixture el chorrear de la sangre, el mojar de los sentidos,
el mojar del propio desarrollo, el fluir de sus vocablos.

la persona que mana
sólo puede ser tal
porque lo único que mana sin morir son los pensamientos.

ni siquiera el amor mana sin cesar,
vos y yo no pecamos de inopia,
la distancia fluye, pero no silencia.
[lyd] en: http://recayentecuadrado.blogspot.com/2011/05/intermiso.html

....dos pasiones, un escritor...

....dos pasiones, un escritor...
...Julio...

Avenida Atocha

Avenida Atocha

W.B

W.B
Articular históricamente lo pasado no significa conocerlo «tal y como verdaderamente ha sido». Significa adueñarse de un recuerdo tal y como relumbra en el instante de un peligro ...

J.C

J.C
... Los cronopios, esos seres desordenados y tibios, dejan los recuerdos sueltos por la casa, entre alegres gritos, y ellos andan por el medio y cuando pasa corriendo uno, lo acarician con suavidad y le dicen: “No vayas a lastimarte”, y también: “Cuidado con los escalones.” Es por eso que las casas de los famas son ordenadas y silenciosas, mientras en las de los cronopios hay gran bulla y puertas que golpean...

E.A.P

E.A.P
“Nunca me había encontrado en una situación como aquélla, y por tanto, aquel mar tumultuoso de cabezas humanas me llenaba de una emoción deliciosamente nueva. Dejé de prestar atención a lo que sucedía en el interior del hotel para absorberme de lleno en la contemplación del exterior. Al principio mis observaciones adoptaron un cariz abstracto y general. Miraba a los transeúntes en masa y pensaba en ellos como formando una unidad amalgamada por sus características comunes. Pronto, sin embargo, descendí a los detalles y observé con minucioso interés las innumerables variedades de tipos, vestidos, aires, portes, aspectos y fisonomías.(…)Cuando las sombras de la segunda noche iban llegando, me sentí mortalmente cansado, y parándome frente al vagabundo, le miré fijamente a la cara. No pareció darse cuenta de mi presencia y reanudó su paseo, en tanto que yo permanecí absorto en aquella contemplación. “Este viejo –pensé por fin- es el tipo y el genio del crimen profundo. No quiere permanecer nunca solo. Es el hombre entre la multitud. Sería inútil seguirle, pues no lograría averiguar nada sobre él ni sobre sus hechos”