Quién?

Mi foto
Argentina
...! "algùn lugar encontrarè"
eL pOr QuÉ

un espacio que se construye con la búsqueda de intercambios de experiencias y contenidos múltiples. La historia nos construye como seres de tiempo y nos invita al tránsito de procesos que han sido, pero han dejado rutas; la dialéctica nos permite analizar la contradicción a la que como sujetos-individuales y colectivos- nos enfrentamos; y, las bifurcaciones, nos develan el anhelo de lo múltiple, no como simples parcialidades, sino como senderos conductores, tal vez no hacia magnánimas totalidades, si, por lo menos, a las afirmaciones certeras de lo que no queremos, con la inmensa y obstinada necedad de construcciones colectivas que pongan de mil maneras en jaque la soberbia de los que no han cesado de vencer....
Nota: los escritos, literatura, libros, etc, a los que se accede en esta página son aquellos que están a la mano en la web, los que se han podido subir..todo lo que se pueda aportar, intercambiar, y proponer haganlo...
Nueva nota: que bueno que el espacio ha tenido tan buena recepción, mas de lo esperado...gracias por las criticas, aportes, consejos, debates, adjetivos calificativos copados y demás ...
Nota enero 2011: vuelve a ponerse en funcionamiento el espacio, luego de un periodo prudencial de silencio donde, básicamente, no tenía ocurrencias ... Espero reencontarme con todos los bloggeros amigos... y nuevos también. Lagrima Luna

domingo

Palestina Global: Un impacto para nuestro tiempo.

"Djebelia tenía fama de brava. A los que éramos de Djebelia no nos daban trabajo, decían que éramos peligrosos. Un día, en 1969, nos bombardearon. Empezaron a las 10 de la mañana y nos cañonearon hasta las 5 de la tarde. Hubo 500 muertos. ¿Por qué? Porque somos palestinos. De noche rodean el campamento con tanques, no nos dejan salir. Y sin embargo, tienen miedo: yo aprendí el israelí y los oigo conversar. Cuando pasan en un jeep, van sentados alrededor del jeep, apuntando en distintas direcciones". Citado por Rodolfo Walsh en "La Revolución Palestina"

De  Ali Jarekji/ Vidas rotas.


[Palestina Global: Un impacto para nuestro tiempo]. Critique: Critical Middle Eastern Studies, Vol. 16, No. 1, 3-18, Spring 2007.
Traducción: Luis César Bou

Por John Collins, St. Lawrence University.


 
La centralidad de Palestina para la lucha global por la justicia y la dignidad humana parece ser cada día mayor. En ninguna otra parte es más evidente que en Iraq, donde los Estados Unidos están hoy siguiendo una política de ocupación que debe mucho al ejemplo pedagógico provisto por la ocupación ilegal por parte de Israel, durante casi cuatro décadas, de Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este. (1) Muchos iraquíes, influidos no sólo por su propia experiencia de cargar el peso de la ocupación sino también por las imágenes del sufrimiento palestino crecientemente accesibles vía televisión satelital de noticias árabe, han comenzado a articular su propia situación en términos palestinos. (2) De regreso en los Estados Unidos, el movimiento pacifista se ha encontrado a sí mismo haciendo causa común con la lucha por los derechos palestinos, una alianza que está acompañada por la alianza creciente entre los conservadores estadounidenses y quienes apoyan a Israel. (3)

En tandem con estas dinámicas, la segunda intifada palestina ha impulsado la emergencia del Movimiento Internacional de Solidaridad (International Solidarity Movement, ISM) y otros grupos comprometidos a llevar el poder de la solidaridad global a la lucha concreta contra la colonización israelí, bajo la consigna extraoficial de "Todos somos palestinos". (4) Entretanto, Palestina continúa siendo un tema común en el Foro Social Mundial y otros encuentros asociados con el movimiento por la justicia global. Todo esto sugiere que un número creciente de gente en todo el mundo siente que tiene un lugar en la lucha palestina.

Para muchos que están dentro de lo que Walter Benjamín denomina la "tradición de los oprimidos", por lo tanto, la centralidad de Palestina es casi axiomática. En la academia norteamericana, sin embargo, el trabajo referido a Palestina ha estado plagado por la tendencia frustrante a tratar la situación palestina como una fundamentalmente excepcional. Tal acercamiento, que está relacionado orgánicamente a la ideología de excepcionalismo que embebe el proyecto sionista/israelí en Palestina, limita tanto la posibilidad de una investigación comparativa significativa como la de ubicar a Palestina en el centro de un análisis teórico global. (5) Aunque este aislamiento de Palestina de su contexto global ha sido puesto ante periódico desafía -en estudios comparativos sobre Israel y Sudáfrica, por ejemplo -un relato de la significación global de la lucha de los palestinos permanece elusivo. (6)

Aunque no deseo negar ninguna de las especificidades locales que ayudan a definir esa lucha, aquí argumento que Palestina también debe ser conceptualizada en términos monádicos; o sea, como una esencia de verdad en la cual está inscripta la historia en curso de un sistema global entero. Al considerar de esta manera a Palestina, estoy tomando la noción de Benjamín de que cada obra de arte es monádica en relación con la idea mayor de Arte de la misma manera que una célula contiene el código genético de un cuerpo mayor. (7) En todas partes Benjamin utiliza el mismo concepto para articular una visión antihistórica de memoria, argumentando que "un suceso recordado es infinito, porque es sólo una clave para todo lo que ocurrió antes y luego de él." (8) En Palestina, donde la memoria es un escenario central de lucha, tal acercamiento es especialmente apropiado. (9)
Con esta metáfora temporal en mente, este artículo utiliza el trabajo de Paul Virilio para explorar Palestina como un tipo de eje geopolítico que se abre tanto hacia delante como hacia atrás en el tiempo, marcando un punto de colisión dinámica para múltiples pasados y múltiples futuros. Mirando hacia el pasado, el estado de emergencia continuo en Palestina lleva la marca de una variedad de procesos históricos globales: los horrores de la guerra total, culminando en Auschwitz e Hiroshima; las décadas de descolonización posteriores a la Segunda Guerra Mundial, la carrera nuclear y las violentas guerras por delegación entre las superpotencias llevadas adelante a través del Sur mundial; y la emergencia gradual de una maquinaria global de "guerra pura". Sin embargo, a pesar de todo el peso de la historia, Palestina también contiene muchas imágenes del futuro. En particular, y en un modo especialmente intenso e inmediato, los palestinos están ahora viviendo la relación entre velocidad y confinamiento que es tan central en el profético trabajo de Virilio. Ellos además están viviendo en el centro de un esfuerzo global para crear nuevos lazos de solidaridad como un antídoto contra los efectos atomizadores de un complejo comercial-militar global.
Virilio y Palestina
Casi se ha convertido en un lugar común anunciar que vivimos en una época de inmensa transformación global, aunque hay poco acuerdo sobre la naturaleza exacta de esa transformación. Una de las voces más desafiantes en el debate actual sobre el futuro global, y quizá la menos valorada, pertenece al teórico francés Paul Virilio, cuyos trabajos tratan sobre las conexiones entre arquitectura, guerra, tecnología y poder. Con sus neologismos ocasionales, relámpagos de claridad, y momentos de oscuridad elíptica, Virilio ofrece un conjunto de herramientas provocativas y diversas con las que explorar el escenario geopolítico contemporáneo. Un cuarto de siglo antes de los ataques del 11 de septiembre y mucho antes de los debates posteriores a la Guerra Fría acerca de la hegemonía global de EE. UU y el "fin de la historia", Virilio detectó que las semillas de un nuevo sistema ya estaban en su lugar y que finalmente producirían las clases de ataques suicidas antisistémicos que presenciamos el 11/9. (10) En años recientes ha ampliado su análisis, argumentando que ahora estamos viendo la emergencia de un "estado suicida global". (11) Alentado por la militarización de la ciencia, el fetichismo de la tecnología, y el simple aunque poco apreciado factor de la velocidad, este cambio pavimenta el camino para un mundo que está crecientemente marcado por el confinamiento y la reducción a guetos, un mundo cayendo hacia la inhabitabilidad y el desastre en la forma de lo que Virilio frecuentemente refiere como el Accidente Total.

sábado

Julio Cortázar: íntegro

[André Gide afirmó en alguna parte que ya todo ha sido dicho,
pero como nadie escucha
hay que volver a empezar. J.C]

[Julio Cortázar tiene críticos que «lamentan» que en sus últimos años diera tanto tiempo a la política, «descuidando» su labor meramente literaria. Es gente desmemoriada, pues como lo demuestra la cita que figura en la contracubierta de este libro, Cortázar hace rato que anunció su desencanto del «arte por el arte». Si fue «ingenuo» en la política, entonces también lo fue en la literatura, y tendremos que volver a pensar en la etimología del término «ingenuo» («nacido libre») y aplicárselo a sabiendas, teniendo en cuenta que Cortázar, nacido libre, vivió, escribió y murió libre. Que es otra manera de afirmar que fue un hombre íntegro, de una sola pieza, cuya vida y cuya obra se ensamblan de manera inextricable, mal que les pese a algunos, como ejemplo luminoso para todos. Los textos de este volumen, como los que aparecen en Nicaragua tan violentamente dulce, son textos políticos. Firmados por Cortázar, no son ni políticos ni literarios: son textos de Cortázar, fieles a una concepción ética de la vida. Y nada más]
Contraportada de "Argentina, Años de alambradas culturales"

[intermiso]

si manar no es sólo impregnar soluciones, ni sólo cuentos,
ni tendencias invariables ni trabajos inservibles,
chorrear no es sólo generar emociones, ni indecisas pulsaciones.

si manar, no es manar como simple ser que consume y ama,
entonces resultaría por demás de delicado
detallar persona alguna que chorree

[entonces]

debe ser quien en el origen de los pensamientos
mixture el chorrear de la sangre, el mojar de los sentidos,
el mojar del propio desarrollo, el fluir de sus vocablos.

la persona que mana
sólo puede ser tal
porque lo único que mana sin morir son los pensamientos.

ni siquiera el amor mana sin cesar,
vos y yo no pecamos de inopia,
la distancia fluye, pero no silencia.
[lyd] en: http://recayentecuadrado.blogspot.com/2011/05/intermiso.html

....dos pasiones, un escritor...

....dos pasiones, un escritor...
...Julio...

Avenida Atocha

Avenida Atocha

W.B

W.B
Articular históricamente lo pasado no significa conocerlo «tal y como verdaderamente ha sido». Significa adueñarse de un recuerdo tal y como relumbra en el instante de un peligro ...

J.C

J.C
... Los cronopios, esos seres desordenados y tibios, dejan los recuerdos sueltos por la casa, entre alegres gritos, y ellos andan por el medio y cuando pasa corriendo uno, lo acarician con suavidad y le dicen: “No vayas a lastimarte”, y también: “Cuidado con los escalones.” Es por eso que las casas de los famas son ordenadas y silenciosas, mientras en las de los cronopios hay gran bulla y puertas que golpean...

E.A.P

E.A.P
“Nunca me había encontrado en una situación como aquélla, y por tanto, aquel mar tumultuoso de cabezas humanas me llenaba de una emoción deliciosamente nueva. Dejé de prestar atención a lo que sucedía en el interior del hotel para absorberme de lleno en la contemplación del exterior. Al principio mis observaciones adoptaron un cariz abstracto y general. Miraba a los transeúntes en masa y pensaba en ellos como formando una unidad amalgamada por sus características comunes. Pronto, sin embargo, descendí a los detalles y observé con minucioso interés las innumerables variedades de tipos, vestidos, aires, portes, aspectos y fisonomías.(…)Cuando las sombras de la segunda noche iban llegando, me sentí mortalmente cansado, y parándome frente al vagabundo, le miré fijamente a la cara. No pareció darse cuenta de mi presencia y reanudó su paseo, en tanto que yo permanecí absorto en aquella contemplación. “Este viejo –pensé por fin- es el tipo y el genio del crimen profundo. No quiere permanecer nunca solo. Es el hombre entre la multitud. Sería inútil seguirle, pues no lograría averiguar nada sobre él ni sobre sus hechos”