Quién?

Mi foto
Argentina
...! "algùn lugar encontrarè"
eL pOr QuÉ

un espacio que se construye con la búsqueda de intercambios de experiencias y contenidos múltiples. La historia nos construye como seres de tiempo y nos invita al tránsito de procesos que han sido, pero han dejado rutas; la dialéctica nos permite analizar la contradicción a la que como sujetos-individuales y colectivos- nos enfrentamos; y, las bifurcaciones, nos develan el anhelo de lo múltiple, no como simples parcialidades, sino como senderos conductores, tal vez no hacia magnánimas totalidades, si, por lo menos, a las afirmaciones certeras de lo que no queremos, con la inmensa y obstinada necedad de construcciones colectivas que pongan de mil maneras en jaque la soberbia de los que no han cesado de vencer....
Nota: los escritos, literatura, libros, etc, a los que se accede en esta página son aquellos que están a la mano en la web, los que se han podido subir..todo lo que se pueda aportar, intercambiar, y proponer haganlo...
Nueva nota: que bueno que el espacio ha tenido tan buena recepción, mas de lo esperado...gracias por las criticas, aportes, consejos, debates, adjetivos calificativos copados y demás ...
Nota enero 2011: vuelve a ponerse en funcionamiento el espacio, luego de un periodo prudencial de silencio donde, básicamente, no tenía ocurrencias ... Espero reencontarme con todos los bloggeros amigos... y nuevos también. Lagrima Luna

lunes

Un rayo de sol, mm; mm; mm/ Texto sin remitente





Despertar un día lunes, luego de unos días de huracanado “seudo-descanso” es, de a ratos, casi profético…
Huracán subjetivo, sensitivo, pero que, retirado, deja un sabor dulce.
La taza que acompaña es la misma, la ventana mira para el mismo sur de hace tantísimos años; un perro que me mira y mueve para ambos lados su cabeza esperando que por estrepitoso milagro algo caiga de mi mano; o sea ella misma (mi mano) -voluntad mediante- quien le otorgue el esperando trozo de pan tostado.
Nada, por ahora, ha cambiado en el entorno cotidiano de los últimos meses, todos están por las mismas sendas, ¿seré yo?
Capaz, el color de los árboles, mezcla de verde y amarillo, junto a los primeros fríos –como bien vale a un otoño que comienza en o y termina o- que me muestran el mundo de lo posible, y me arrancan una sonrisa; capaz la posibilidad de construir una ruta alternativa, sin dirección ni mapas … ¿Qué hay al final? No lo se.
¿Las opciones? Tomarla y sonreír, o, permanecer.
Es terriblemente embriagante sentir que la tónica de los días está en mi pequeña mano –metáfora de “hacer”-, que minutos antes mareaba un café para un lado y para el otro, mientras el resto del cuerpo aún remoloneaba por no querer salir del éxtasis del aún estar dormido…   
Puede ser el otoño, o también, el percibir que la unidad rota por el descaro de los sentimientos, vuelve rebalsada de metas. Que palabra de mierda esa, “metas”, no. Futuro, eso es, rebalsada de futuro. ¿Qué hay en el? Ni idea, solo intuyo que he tomado algunas “riendas subjetivas” para que, de aquí en más, sea yo misma quien determine mis estados, sin tantos jueces aleccionando y juzgando. ¿El no percibir? Es peor que el no entender.
Hoy, estoy asquerosamente feliz de lo que he logrado, y de lo mucho que hay por hacer. Tengo pasado, soy presente, y tengo futuro … ¿algo hay en eso para ser?
Tengo historias y procesos por saber, tengo cartas para debatir, tengo libros con los que invitar al viaje; un puñado de seres extraordinarios; tengo un modo de ser, que se mira introspectivamente, y se intenta superar, pero también, autoafirmar… solo me falta “encontrarte”  ¿ a quién, a qué? Ja, eso no aún no lo sabemos …
L.L

13 comentarios:

Anónimo dijo...

‘Circunstancias’ que vale la pena leer.
Andrea

José dijo...

Hermoso texto. A veces, hay que relegar cuanto sentimos, y recordar cuanto merecemos.
Saludos

Anónimo dijo...

alivio en palabras
muy bueno
Santiago

Lagrima Luna dijo...

gracias ...

Anónimo dijo...

Imbuirse de eso se trata,
un placer leerte.
Conce

Anónimo dijo...

Un palcer regresar por tu espacio.
Saludos y un abrazo, Javier

Anónimo dijo...

Encantador blog el tuyo.

Anónimo dijo...

Hola!
Magnífica manera de decir.
Saludos!
Carmen

Anónimo dijo...

es "tu buen tiempo", hermosa la imagen
Ernesto

Indiana dijo...

Tus relatos son proyecciones de vida, se puede concebir cada contenido, me encantan.
Un beso

Anónimo dijo...

verdaderamente bueno, conocer y conocernos, me gustó tu expresar
cristian

Anónimo dijo...

excelente texto, sin remitente, posible y muchas veces necesario
un beso
gabi

Anónimo dijo...

Puramente natural y lucido,
saludos.
Federico

[intermiso]

si manar no es sólo impregnar soluciones, ni sólo cuentos,
ni tendencias invariables ni trabajos inservibles,
chorrear no es sólo generar emociones, ni indecisas pulsaciones.

si manar, no es manar como simple ser que consume y ama,
entonces resultaría por demás de delicado
detallar persona alguna que chorree

[entonces]

debe ser quien en el origen de los pensamientos
mixture el chorrear de la sangre, el mojar de los sentidos,
el mojar del propio desarrollo, el fluir de sus vocablos.

la persona que mana
sólo puede ser tal
porque lo único que mana sin morir son los pensamientos.

ni siquiera el amor mana sin cesar,
vos y yo no pecamos de inopia,
la distancia fluye, pero no silencia.
[lyd] en: http://recayentecuadrado.blogspot.com/2011/05/intermiso.html

....dos pasiones, un escritor...

....dos pasiones, un escritor...
...Julio...

Avenida Atocha

Avenida Atocha

W.B

W.B
Articular históricamente lo pasado no significa conocerlo «tal y como verdaderamente ha sido». Significa adueñarse de un recuerdo tal y como relumbra en el instante de un peligro ...

J.C

J.C
... Los cronopios, esos seres desordenados y tibios, dejan los recuerdos sueltos por la casa, entre alegres gritos, y ellos andan por el medio y cuando pasa corriendo uno, lo acarician con suavidad y le dicen: “No vayas a lastimarte”, y también: “Cuidado con los escalones.” Es por eso que las casas de los famas son ordenadas y silenciosas, mientras en las de los cronopios hay gran bulla y puertas que golpean...

E.A.P

E.A.P
“Nunca me había encontrado en una situación como aquélla, y por tanto, aquel mar tumultuoso de cabezas humanas me llenaba de una emoción deliciosamente nueva. Dejé de prestar atención a lo que sucedía en el interior del hotel para absorberme de lleno en la contemplación del exterior. Al principio mis observaciones adoptaron un cariz abstracto y general. Miraba a los transeúntes en masa y pensaba en ellos como formando una unidad amalgamada por sus características comunes. Pronto, sin embargo, descendí a los detalles y observé con minucioso interés las innumerables variedades de tipos, vestidos, aires, portes, aspectos y fisonomías.(…)Cuando las sombras de la segunda noche iban llegando, me sentí mortalmente cansado, y parándome frente al vagabundo, le miré fijamente a la cara. No pareció darse cuenta de mi presencia y reanudó su paseo, en tanto que yo permanecí absorto en aquella contemplación. “Este viejo –pensé por fin- es el tipo y el genio del crimen profundo. No quiere permanecer nunca solo. Es el hombre entre la multitud. Sería inútil seguirle, pues no lograría averiguar nada sobre él ni sobre sus hechos”