Quién?

Mi foto
Argentina
...! "algùn lugar encontrarè"
eL pOr QuÉ

un espacio que se construye con la búsqueda de intercambios de experiencias y contenidos múltiples. La historia nos construye como seres de tiempo y nos invita al tránsito de procesos que han sido, pero han dejado rutas; la dialéctica nos permite analizar la contradicción a la que como sujetos-individuales y colectivos- nos enfrentamos; y, las bifurcaciones, nos develan el anhelo de lo múltiple, no como simples parcialidades, sino como senderos conductores, tal vez no hacia magnánimas totalidades, si, por lo menos, a las afirmaciones certeras de lo que no queremos, con la inmensa y obstinada necedad de construcciones colectivas que pongan de mil maneras en jaque la soberbia de los que no han cesado de vencer....
Nota: los escritos, literatura, libros, etc, a los que se accede en esta página son aquellos que están a la mano en la web, los que se han podido subir..todo lo que se pueda aportar, intercambiar, y proponer haganlo...
Nueva nota: que bueno que el espacio ha tenido tan buena recepción, mas de lo esperado...gracias por las criticas, aportes, consejos, debates, adjetivos calificativos copados y demás ...
Nota enero 2011: vuelve a ponerse en funcionamiento el espacio, luego de un periodo prudencial de silencio donde, básicamente, no tenía ocurrencias ... Espero reencontarme con todos los bloggeros amigos... y nuevos también. Lagrima Luna

jueves

De paseo por los espacios virtuales, recordé un libro que hace tiempo una gran amiga me regalo para mis 24.....and...
"". Es su propio genio, su temperamento femenino. La mujer nace hada. En los períodos de exaltación, que se suceden regularmente, se convierte en Sibila. Por amor, en Maga. Por su agudeza, su astucia( a menudo fantástica y bienhechora) es una Bruja hechicera que atrae la buena suerte, o por lo menos alivia las desgracias"
J.Michelet "La Bruja"

22 comentarios:

Anónimo dijo...

quien alivia, y tantas veces, es duende, quizas un duende maya
.

Anónimo dijo...

El Duende Maya está situado en el Municipio de Benito Juárez (en el Estado de Quintana Roo), Méjico. Tiene 1 habitante y está a 10 metros de altitud.
Ya sé que no tiene nada que ver con J.Michelet, pero me llamó la atención el comentario anterior.
Adrián (de nuevo)

Lagrima dijo...

En realidad hay una anónimo que me conoce bastante, por lo de duende maya...por otra parte..¿cómo es eso de que tiene un habitante el Duende Maya?
Un abrazo.
L

Lagrima dijo...

o...(me quede pensando), será una casualidad lo de Duende Maya(mi anterior direc era así)?
L

Anónimo dijo...

Lei el libro de Michelet, lo recuerdo como bueno, lo presté y lo perdí :( saludos

Anónimo dijo...

Y Barthes decía...(“... la Bruja reúne en ella lo general y lo particular, el modelo y la criatura: ella es a la vez una Bruja y la Bruja”).

Anónimo dijo...

“La Bruja” no me resultó muy buena como ajuste de historia, pero como tarea intelectual es un deleite. Abrazos,
Sebas

[lydyo] dijo...

el libro de michelet, se entrega más allá de lo que puede entregarse un libro de historia, concidero que es parte de la escuela del pensamiento y de la capacidad
.
es ética, y estoy convencida que puede pensarse como una de las iniciales veces en las que la noción emprende a recapacitar sobre lo que apenas ha considerado jamás, sobre el índole, y también sobre la jaula del índole que conjetura un móvil de tal calidad en la costumbre didáctica americana, que situarse a hablar o escribir sobre si es o no un libro de historia es iniciar una tremenda disputa decididamente trivial
.
lo leí y me pareció excelente, y son pocas las cosas que considero excelentes
.
.
.
index: que tal el sur? bien? se radican allá? vuelven? bueno, genial.
por acá, una cagada, el clima, claro

Anónimo dijo...

Muy pero muy buen punto, porque nadie duda por la forma historiográfica de la misión de S. de B., por citar a esta escritora en la que desagua el rasgo que principia La Bruja de Michelet. Y dicho sea de paso, no titubeo en decir que la obra es magistral.
Un abrazo a todos, Mario

Anónimo dijo...

Muy interesante tu apostilla sobre La bruja. Me parece muy bien escrito y bien explicado.
Ariel

Anónimo dijo...

Y no olvidemos que Michelet deja a un lado la ecuanimidad y se vuelve parte del contenido.
Daniel

Anónimo dijo...

Salud!

Anónimo dijo...

Podés engancharlo en la red? No lo encontré el la biblioteca, Abrazos. Lester

Anónimo dijo...

Y siempre hechizado por las mujeres de la Edad Media, el tipo. Lo deja en claro en casi toda su obra. Yo en la red no lo encontré.
Éxitos, Andrea

Anónimo dijo...

Un libro excelente, y es una pena que sea difícil de conseguir.
Aplausos para Jules.

Anónimo dijo...

Que buena explicación, me parece que deberé leerlo de vuelta, saludos a todos.
Ness

Anónimo dijo...

En inter no lo encontré ni a palos, tampoco lo leí y me antojé. Lo q sí, me gasté una resma enterita y algo más con las Mil y Una Noches.
Saludos y gracias L.
Luciano

Anónimo dijo...

El autor es parte del libro como protagonista, y eso se hace más tangible sobre el final, un libro para tener a mano. Reconozco que es difícil conseguirlo como bien dicen y las interpretaciones son desparejas en cada lectura. Abrazos
TaDe0

Anónimo dijo...

La edad media vista con ojos nuevos y enfocados. Ojos que ven en la época oscura, lo que la era oscura percibía en lugares ignorados. Es un libro a mi parecer con tremendo hechizo.
Un abrazo. Roberto Cobella

Anónimo dijo...

La Bruja inicia un enfoque actual de las publicaciones del género. En vez de anteriormente o posteriormente de Jesucristo, correspondería hablar de un anteriormente y un posteriormente de la superioridad de París.
Librazo para tener en cuenta.
Saludos, bueno todo lo incluido en el Blog.
Agostina

Anónimo dijo...

A mi ejemplar se le perdieron un par de hojas!! muy buen libro. Besos, Irene

Anónimo dijo...

Nos cuenta como acaba una Europa indomable e inquisidora y fanática.
Besos

[intermiso]

si manar no es sólo impregnar soluciones, ni sólo cuentos,
ni tendencias invariables ni trabajos inservibles,
chorrear no es sólo generar emociones, ni indecisas pulsaciones.

si manar, no es manar como simple ser que consume y ama,
entonces resultaría por demás de delicado
detallar persona alguna que chorree

[entonces]

debe ser quien en el origen de los pensamientos
mixture el chorrear de la sangre, el mojar de los sentidos,
el mojar del propio desarrollo, el fluir de sus vocablos.

la persona que mana
sólo puede ser tal
porque lo único que mana sin morir son los pensamientos.

ni siquiera el amor mana sin cesar,
vos y yo no pecamos de inopia,
la distancia fluye, pero no silencia.
[lyd] en: http://recayentecuadrado.blogspot.com/2011/05/intermiso.html

....dos pasiones, un escritor...

....dos pasiones, un escritor...
...Julio...

Avenida Atocha

Avenida Atocha

W.B

W.B
Articular históricamente lo pasado no significa conocerlo «tal y como verdaderamente ha sido». Significa adueñarse de un recuerdo tal y como relumbra en el instante de un peligro ...

J.C

J.C
... Los cronopios, esos seres desordenados y tibios, dejan los recuerdos sueltos por la casa, entre alegres gritos, y ellos andan por el medio y cuando pasa corriendo uno, lo acarician con suavidad y le dicen: “No vayas a lastimarte”, y también: “Cuidado con los escalones.” Es por eso que las casas de los famas son ordenadas y silenciosas, mientras en las de los cronopios hay gran bulla y puertas que golpean...

E.A.P

E.A.P
“Nunca me había encontrado en una situación como aquélla, y por tanto, aquel mar tumultuoso de cabezas humanas me llenaba de una emoción deliciosamente nueva. Dejé de prestar atención a lo que sucedía en el interior del hotel para absorberme de lleno en la contemplación del exterior. Al principio mis observaciones adoptaron un cariz abstracto y general. Miraba a los transeúntes en masa y pensaba en ellos como formando una unidad amalgamada por sus características comunes. Pronto, sin embargo, descendí a los detalles y observé con minucioso interés las innumerables variedades de tipos, vestidos, aires, portes, aspectos y fisonomías.(…)Cuando las sombras de la segunda noche iban llegando, me sentí mortalmente cansado, y parándome frente al vagabundo, le miré fijamente a la cara. No pareció darse cuenta de mi presencia y reanudó su paseo, en tanto que yo permanecí absorto en aquella contemplación. “Este viejo –pensé por fin- es el tipo y el genio del crimen profundo. No quiere permanecer nunca solo. Es el hombre entre la multitud. Sería inútil seguirle, pues no lograría averiguar nada sobre él ni sobre sus hechos”